El Ayuntamiento multa por “ruidos” y apercibe de cierre al conservatorio

La Delegación de Urbanismo y Medio Ambiente abre expediente al centro docente, hace mediciones de sonidos y dicta que se han cometido infracciones de carácter “muy grave”.

La Delegación de Urbanismo y Medio Ambiente abre expediente al centro docente, hace mediciones de sonidos y dicta que se han cometido infracciones de carácter “muy grave”.

Una orden de cese inmediato de actividad, una multa económica y un apercibimiento de cierre pesan sobre el conservatorio de música Manuel Castillo de la calle Baños. La Delegación de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, que dirige el concejal Maximiliano Vílchez, ha abierto procedimiento sancionador contra este centro docente con motivo de la denuncia de un vecino por el “ruido” que emiten los instrumentos musicales que emplean los alumnos en las clases. El grupo socialista considera que el gobierno local debería prestar más atención disciplinaria a las calles de la ciudad donde hay bares y veladores ruidosos que a un conservatorio de música, apuntando a que el Ayuntamiento de Sevilla habría buscado rentabilidad política al tratarse de un centro de titularidad autonómica.

El expediente abierto indica que las mediciones realizadas con sonómetro desde el exterior del edificio han registrado, efectivamente, sonidos por encima de los decibelios permitidos, por lo que se ha emitido un informe “desfavorable” en el que se recalca que el conservatorio incurre en una infracción administrativa considerada “muy grave” según la legislación vigente: “La fuente ruidosa objeto de las mediciones -instrumentos musicales- se encuentra situada en el edificio del conservatorio, frente a la vivienda afectada por los ruidos y separados por una distancia de 4,25 metros”. Y precisa: “Se tomó como punto de medida el balcón de la vivienda afectada por los ruidos, situando el micrófono del sonómetro a una distancia de 1,5 metros de la fachada de la vivienda, con el objeto de minimizar los efectos del sonido sobre la medida. Para los períodos temporales de evaluación, día y tarde, se ha calculado el tiempo de funcionamiento de la fuente ruido sobre el de la apertura del conservatorio, encontrándose anotado en la hoja de medidas”.

El expediente impone una sanción económica de 1.500 euros, ordena la apertura del expediente nombrando a un instructor y a un secretario, tal como es preceptivo, ordena el “cese inmediato del foco emisor” y la aplicación de medidas correctoras para que el sonido no supere los decibelios marcados por la ley. Advierte que se clausurarán las instalaciones en caso de que no se cumplan voluntariamente las órdenes dadas en un plazo de tiempo concreto.

Leer más: http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1768788/ayuntamiento/multa/por/ruidos/y/apercibe/cierre/conservatorio.html#sSf3Eim739jwVyx0