El ruido puede provocar daños más allá del ámbito auditivo

La contaminación acústica puede llegar a producir en el ser humano daños más allá de los meramente auditivos, ya que repercute en la calidad de vida, pudiendo afectar a la salud y al comportamiento de las personas. Incluso puede causar efectos psicológicos y sociales.

En cuanto a perjuicios de carácter auditivo, el exceso de ruido puede provocar acúfenos –sensación auditiva que no corresponde a ningún sonido real exterior que alguna vez hemos percibido como un silbido–, fatiga auditiva o la pérdida progresiva de la audición. Esta pérdida se debe a que el ruido poco a poco va matando las células auditivas, las cuales no se regeneran, al igual que muchas otras células de nuestro organismo. Además, como la pérdida es paulatina, la persona tiende a pensar, erróneamente, que se han acostumbrado al ruido.

A su vez, la fatiga es una pérdida temporal de la sensibilidad auditiva debido a la exposición a altos niveles de contaminación acústica. Al dejar de estar expuesto, esta fatiga disminuirá gradualmente hasta recuperarse completamente. Sin embargo, si el oído vuelve a ser expuesto a altos niveles de ruido… (Leer más:  El ruido puede provocar daños más allá del ámbito auditivo ( El Periódico Extremadura – 27/07/2014 )