La ordenanza del ruido ‘torpedea’ las salas de teatro alternativas

Que el teatro alternativo en Valencia ciudad no atraviesa su mejor momento es un hecho. El aumento del IVA y el recorte constante de las ayudas desde el inicio de la crisis supusieron un golpe contundente a los ajustados ingresos en taquilla de unas salas enfocadas a un público muy reducido. A esta situación se suman ahora las rigideces que contempla la ordenanza de Contaminación Acústica del Ayuntamiento de Valencia para conceder la licencia de actividad a este tipo de establecimientos. Empresarios del sector denuncian que la norma municipal equipara a estas salas con discotecas y les obliga, además de contar con una insonorización exhaustiva, a que no haya viviendas colindantes para poder conceder el permiso correspondiente, un requisito que prácticamente no puede cumplir ninguna sala. «Prácticamente ninguna sala cumple esta condición y la mayoría estamos optando por una licencia para sala polivalente que nos dé cierto amparo legal para desarrollar la actividad», explicaban ayer empresarios del ramo consultados por este periódico.

Leer más: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/05/20/537a61a1268e3e15518b4589.html